En este post vamos a mostraros unos trucos muy interesantes para trabajar el fondant, uno de los productos para decorar tartas más utilizados.

Actualmente, el fondant es uno de los productos para decorar tartas más utilizados en todo el mundo. Se trata de una pasta compuesta por glucosa, agua y azúcar. Se usa para cubrir distintos postres, tales como magdalenas o tartas. Tiene una textura  muy similar a la de la plastilina, y hay una serie de aspectos que resulta interesante conocer a la hora de trabajar con fondant.

LOS 8 MEJORES TRUCOS PARA TRABAJAR CON FONDANT

Amasar: lo primero y más importante es amasar bien el fondant para poder trabajar con él. Debes darle la máxima elasticidad, evitando que se agriete. 

Rodillo: presta especial atención al rodillo que vas a utilizar para amasar la pasta. Debe ser de un material antiadherente. No utilices rodillos de madera porque solo conseguirás que el fondant se quede pegado.

Temperatura: para trabajar con este producto tiene que estar siempre a temperatura ambiente. Si no, se romperá con mayor facilidad.

Hidratación: por supuesto, la hidratación es clave para evitar las grietas en la pasta. Ten a mano manteca vegetal para hidratar el fondant siempre que sea necesario.

Mesa de trabajo: la textura del fondant es muy similar a la de la plastilina. Para evitar que se pegue a la mesa tienes que hacer lo siguiente: mezclar ½ taza de maicena y ½ taza de azúcar glass, y esparcir la mezcla sobre la superficie de trabajo.

Teñir: si quieres darle al fondant un determinado color, lo mejor es que utilices un colorante en gel o en pasta. El colorante líquido no es una buena idea porque reblandece la pasta.

Aplicar: con el fondant como uno de los productos para decorar tartas más utilizados, a la hora de cubrir la tarta con él, primero aplica una capa de chocolate o crema. De este modo consigues hacer desaparecer las grietas y, además, así el fondant se adhiere mucho mejor.

Recipiente hermético: si después de preparar el postre te sobra fondant, puedes guardarlo en un recipiente hermético dentro de la nevera para utilizar en otra ocasión.